VillaPrado

VIVIENDAS ADOSADAS. VALLADOLID.  2010

Se plantean dos hileras curvas de 6 y 8 adosados cada una, con una calle intermedia, y una zona de esparcimiento  al fondo de la parcela. La primera hilera marca la alineación obligatoria a calle mediante un porche conectado con la fachada, creando un frente urbano construido.
Se potencia la seriación destacando los cuerpos salientes de piedra caliza que contrastan con el ladrillo rojo del fondo. Esto contribuye a que se marque aún más la fachada curva y la disposición radial. Dicho movimiento de entrantes y salientes se repite en la fachada posterior, acentuado con el juego escalonado de terrazas en vertical, formando un vibrante juego de volúmenes.